El mundo lamenta la muerte de Nelson Mandela

El expresidente sudafricano Nelson Mandela murió este jueves en su casa de Johannesburgo a los 95 años después de una infección pulmonar que lo aquejó los últimos años.

El presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, se dirigió al país para hacer el anuncio y dijo que el expresidente murió en paz rodeado de sus hijos, nietos y bisnietos.

"Fue el hijo más grande del país", aseveró el mandatario en su anuncio por televisión, que fue retransmitido en vivo a muchos países.

"Lo que hizo grande a Nelson Mandela fue precisamente lo que lo hizo humano. Vimos en él lo que buscamos en nosotros".

"Ahora está descansando… ahora está en paz", afirmó profundamente afectado el mandatario sudafricano.

"Madiba (como lo llamaban cariñosamente en Sudáfrica usando el nombre del clan del expresidente) nos unió y juntos vamos a despedirlo. Nuestro amado Madiba recibirá un funeral de Estado", agregó Zuma.

"He ordenado que todas las banderas de la República de Sudáfrica ondeen a media asta".

Símbolo

Mandela, símbolo de la lucha contra el apartheid, fue el primer presidente negro del país. Gobernó entre 1994 y 1999.

En 2004, a los 85 años, Madiba se retiró de la vida pública.

Su actividad política y su combate a la segregación racial hicieron que pasara 27 años en prisión en las cárceles del apartheid hasta 1994, y en ellas contrajo la infección pulmonar cuyas secuelas le provocaron la muerte.

Desde diciembre del año pasado había sido hospitalizado cuatro veces y en varias ocasiones se temió su deceso.


Premio Nobel de la Paz de 1993 fue elegido, un año después, primer presidente negro de Sudáfrica en las primeras elecciones en las que todos los sudafricanos pudieron votar sin distinción de raza.